Cómo ser amigos en Ko-fi

Cómo ser amigos en Ko-fi

Cómo ser amigos en Ko-fi | How to be my friend on Ko-fi.

Te lo explico los pasos con apoyo de fotos.

  • Entra en este link: https://ko-fi.com/zonacepe.
  • Escoge cómo quieres conectarte a Ko-fi, por medio de
    tu cuenta de Twitter
    tu cuenta de Google
    tu cuenta de Facebook
    ó tu correo electrónico.
  • Haz click
  • Si escoges tu correo electrónico, este es el camino.
  1. Escribe tu nombre o un seudónimo.
  2. Escribe tu correo electrónico.
  3. Escoge una contraseña.
  4. Haz click en crear una cuenta.
  5. Luego revisa tu correo electrónico.
  6. Te enviarán un e-mail con un código.
  7. Sigue las instrucciones del e-mail que te llegó y copia el código.
  • Listo, ya eres miembro de Ko-fi y sólo te falta seguir a Ceci Pantin en Ko-fi.
  • Puedes darle click aquí para llegar directo: Link
  • O escribir en el buscador/la lupa: «zonacepe»
  • Haz click en «Follow».

Valora este tutorial con estrellas para saber si debo mejorarlo.

Puntuación: 1 de 5.

Minientrada

Dibujando con los Cherubows.

A veces me pregunto porqué a los adultos les gusta vivir la vida en piloto automático

¿Por qué no querer relajarse? 🤷🏻‍♀️

¿Por qué no querer estar en silencio y disfrutar del momento presente?

¿Por qué a los adultos les cuesta tanto ser felices?


Yo lo que quiero es pasarme la vida creando imágenes para colorear y dibujar.

Quisiera poder transmitir la paz y la relajación que eso da.

✨ Poner color en imágenes redonditas, gorditas, con caritas, muy cutes y kawaii.

No pensar es más nada, sólo tomar los creyones y rellenar de distintos tonos una figura.🖍️

Que bonito es el disfrute que brinda el regalarse un rato de silencio coloreando para reconectarse consigo mismo.

✨ Que el niñito/a interno/a sonría y se divierta, aquí y ahora en el momento presente, respirando relajadamente, escuchando el sonido del grafito sobre el papel.

🌈 Y es que los creyones son mis varitas mágicas y los papeles son tesoros.
Tesoros hecho de vida verde, de árboles, de bosques que decidieron acostarse en una superficie a descansar relajados mientras se dejan hacer cosquillas por las minas coloridas de variadas texturas.

Y el tiempo; el tiempo se detiene, aunque en realidad sigue corriendo. Pero no importa, porque soy feliz coloreando.

No hay tiempo, solo alegría y paz ✨

🌷 Eso quiero.

Un viaje a través de 20 años de dictadura

Un viaje a través de 20 años de dictadura

Fuente: Eine Reise durch 20 Jahre in der Diktatur – Schwarzwälder Bote

ES|🇪🇸

La artista Ceci Pantin y su esposo Luis Albers dejaron Venezuela hace 17 meses.

Autora: Katja Fuchs
Fotos: Fuchs
Foto: Schwarzwälder Bote.

Las obras de la artista Ceci Pantin en el vestíbulo de la «Volkshochschule» abordan los agravios devastadores que vive actualmente Venezuela.

Una clase del undécimo grado de un liceo, visitó la exposición.

•Calw
Caricaturas de políticos con cuernos de diablo o narices largas, como Pinocho.
Retratos de jóvenes que fueron fusilados sólo porque manifestaron pacíficamente contra la opresión y la pobreza.
Una serie de imágenes que cuentan la trágica historia de Venezuela en sencillos gráficos subtitulados.
No quedan paredes libres en el vestíbulo de la escuela para adultos (Volkshochschule).
Los años en los gráficos aumentan de izquierda a derecha, al igual que la intensidad de sus colores. Aquí y allá hay algunas imágenes con fondos verdes que muestran intervenciones de otros países que quieren ayudar a Venezuela.
Las imágenes que hablan del 2012 o 2013 siguen siendo delicadamente amarillas. Con el paso de los años se vuelven anaranjadas, hasta el rojo intenso, donde llegan al presente.

Estas fotos muestran a figuritas de personas corriendo con maletas, entre ellas la inscripción: «Dos millones de venezolanos han abandonado el país».
En el siguiente, dos figuras se arrodillan frente a una alambrada de púas: «Cierre de fronteras»; dice el subtítulo.
En otro no hay figuras de hombrecitos, pero sí lápidas.
Hay imágenes de control y vigilancia, de represión y desprecio de los derechos humanos, del fin de la economía, del libre mercado, de elecciones manipuladas y de muchas protestas. No hay duda de que el país se encuentra en medio de una crisis que actualmente se encuentra en su punto álgido.

«Esa era nuestra realidad», dice la artista Ceci Pantin.
Señala un gráfico que muestra una familia de cinco figuras, con una barra de pan.
Esos somos nosotros, sólo que no quise ser tan obvia y dibujar a los cuatro niños.
El salario mensual de un profesor universitario es de cinco dólares»
La artista llegó con su familia a Alemania hace 17 meses, donde su marido ya tenía parientes.
Les tomó un tiempo acostumbrarse a no tener que preocuparse por la vida y el futuro.
Han estado aprendiendo alemán durante once meses y siguen progresando mucho.
«Conocí a Sara Guillén aquí en Alemania», dice Pantin. Es profesora de español en la Hermann-Gundert-Schule.
«Estábamos hablando de Venezuela. Luego me preguntó si quería hacer algo artístico sobre mi país».

Ahora que la exposición está terminada, Guillén aprovecha la oportunidad para introducir sus clases escolares a la historia de Venezuela.
En este día, la 11ª clase del Gimnasio de Ciencias Sociales está de visita.
Nueve horas de espera para un paquete de azúcar.
Los estudiantes parecen interesados en estudiar las diferentes imágenes.
Hacen preguntas, algunas, parte en español y en parte en alemán.
Preguntan sobre los políticos de las caricaturas, de los que Pantin dice que se llaman a sí mismos socialistas pero que son nacionalistas.
Otros alumnos preguntan por los jóvenes a los que dispararon.
Pantin ha enmarcado 42 de ellos en coloridos retratos.
Sin embargo, hubo 150 muertes sólo este año.
Llega otra pregunta sobre otro dibujo. Hay brazos escritos con números como 421 o 340 en ellos. Teníamos que hacer cola para comprar harina o azúcar. A veces hay que esperar ocho o nueve horas.

Todo está en silencio en la habitación cuando Pantin habla con su acento español.
Las condiciones que su familia ha experimentado de primeramano son difíciles de imaginar para los alumnos de undécimo grado.
«Tardé ocho meses en terminar la exposición», explica Pantin. «Y fue muy difícil lidiar con ello de nuevo. Pero era importante, pues el mundo necesita saber más sobre mi país y todo lo que sucede allí», dice: «Hubo momentos en que comíamos un trozo de pan de diez centímetros por la mañana y por la noche».
La gente muere en Venezuela por enfermedades inofensivas, porque no hay medicamentos.
Ha sido así por mucho tiempo. «Mi hija mayor tiene 19 años y nació en dictadura».
«En las noticias se habla de problemas de otros países», dice Guillén. «Pero cuando conoces a alguien de allí, te toca mucho más».

La historia se repite en todo el mundo, dice la artista. Y espera que la gente pueda aprender del caso de Venezuela y entender que los extremos nunca son buenos.
Ella describe su país como hermoso y culturalmente diverso. Sin embargo, todo esto se vio eclipsado por los problemas.
Qué vendrá para Venezuela, eso sólo está escrito en las estrellas.
En el último marco, del último grupo de imagenes, falta el gráfico. En vez de eso, sólo una frase llena la hoja en blanco: «Desafortunadamente, esta historia no ha llegado a su fin. . . «

Puede comunicarse con la autora Katja Fuchs con el correo katja.fuchs@schwarzwaelder-bote.de


DE|🇩🇪

Künstlerin Ceci Pantin und ihr Mann Luis Albers verließen Venezuela vor 17 Monaten

Fotos: Fuchs

Foto: Schwarzwälder Bote

Die aktuellen Werke von Künstlerin Ceci Pantin in der Lobby der Volkshochschule beschäftigen sich mit den verheerenden Missständen in Venezuela.

Eine elfte Klasse besuchte die Ausstellung.

•Calw

Karikaturen von Politikern mit Teufels-Hörnern oder langen Nasen, wie bei Pinocchio.
Porträts von Jugendlichen, die erschossen wurden, nur weil sie friedlich gegen Unterdrückung und Armut demonstriert haben. Eine Bilderreihe, die in einfachen, untertitelten Grafiken die tragische Geschichte Venezuelas erzählt. Es gibt keine freie Wand mehr in der Lobby der Volkshochschule. Die Jahreszahlen auf den Grafiken nehmen von links nach rechts zu, ebenso die Intensität ihrer Farben. Hier und da sind ein paar grüne Bilder, sie zeigen Interventionen anderer Länder, die Venezuela helfen wollten. Die Darstellungen, die von 2012 oder 2013 erzählen, sind noch zart gelb gefärbt. Mit steigenden Jahreszahlen werden sie orange, bis hin zu grellem Rot, wo sie in der Gegenwart ankommen. Auf diesen Bildern sieht man rennende Strichmännchen mit Koffern, darunter die Aufschrift «Zwei Millionen Venezolaner haben das Land verlassen». Auf dem nächsten knien Strichmännchen vor einem Stacheldraht-Zaun. «Schließung der Grenzen», sagt der Untertitel. Auf einem anderen sind keine Strichmännchen zu sehen, dafür aber Grabsteine. Es gibt Bilder zu Kontrolle und Überwachung, zu Repression und der Missachtung von Menschenrechten, zum Ende der freien Marktwirtschaft, zu manipulierten Wahlen und vielen Protesten. Keine Frage, das Land steckt in einer Krise, die sich gerade auf ihrem Höhepunkt befindet.

«Das war unsere Wirklichkeit», sagt die Künstlerin, Ceci Pantin. Sie zeigt auf eine Grafik, auf der eine fünfköpfige Strichmännchen-Familie mit einem Brot zu sehen ist. «Das sind wir.» Unter dem Bild steht: «Das monatliche Gehalt eines Hochschul-Professors beträgt fünf Dollar.»

Die Künstlerin kam vor 17 Monaten mit ihrer Familie nach Deutschland, wo ihr Mann bereits Verwandte hatte. Es habe eine Weile gedauert, bis sie sich daran gewöhnt haben, keine Angst mehr um Leben und Zukunft haben zu müssen. Seit elf Monaten lernen sie Deutsch und machen dabei gute Fortschritte.

«Ich habe Sara Guillen hier in Deutschland kennen gelernt», sagt Pantin. «Sie ist Spanisch-Lehrerin an der Hermann-Gundert-Schule und unterrichtet auch hier an der Volkshochschule. Wir haben über Venezuela geredet. Dann hat sie mich gefragt, ob ich etwas Künstlerisches über mein Land machen will.»

Jetzt, wo die Ausstellung fertig ist, nutze Guillen die Möglichkeit, ihren Schulklassen die Landesgeschichte von Venezuela näher zu bringen. An diesem Tag ist die 11. Klasse des Sozialwissenschaftlichen Gymnasiums zu Besuch.

Neun Stunden Wartezeit für ein Päckchen Zucker

Die Schüler wirken interessiert, als sie die vielen, verschiedenen Bilder studieren. Sie stellen Fragen, teils auf Spanisch, teils auf Deutsch. Sie erkundigen sich nach den Politikern auf den Karikaturen, von denen Pantin sagt, sie bezeichneten sich selbst als Sozialisten, seien aber Nationalisten. Andere Schüler fragen nach den erschossenen Jugendlichen. 42 von ihnen hat Pantin in bunte Porträts verpackt. 150 Tote seien es jedoch allein in diesem Jahr gewesen. Es kommt eine weitere Frage zu einer Zeichnung. Darauf sind Arme zu sehen, auf die Nummern, wie 421 oder 340, geschrieben sind. «Wir mussten Schlange stehen, wenn wir Mehl oder ­Zucker kaufen wollten. Manchmal hat man acht oder neun Stunden gewartet.»

Es ist still im Raum, wenn Pantin mit ihrem spanischen Akzent erzählt.

Die Zustände, die ihre Familie am eigenen Leib erfahren hat, sind für die Elftklässler kaum vorstellbar.

«Ich habe acht Monate gebraucht, bis die Ausstellung fertig war», erklärt Pantin. «Und es war sehr schwer, sich damit noch einmal auseinanderzusetzen. Das war jedoch wichtig, weil die Welt mehr über das Land und alles, was dort passiert, erfahren muss», sagt sie. «Es gab Zeiten, da hatten wir morgens und abends jeweils ein zehn Zentimeter langes Stück Brot. Leute sterben in Venezuela an harmlosen Krankheiten, weil es keine Medikamente gibt. So ist es schon sehr lange. Meine Tochter ist 19 Jahre alt und wurde in der Diktatur geboren.»

«Man hört in den Nachrichten von Problemen in anderen Ländern», sagt Guillen. «Aber wenn man jemanden von dort kennt, berührt das viel mehr.»

Die Geschichte wiederhole sich überall auf der Welt, sagt die Künstlerin. Sie hoffe, dass die Menschen aus dem Venezuela-Fall lernen können und verstehen, dass Extreme nie gut sind. Ihr Land bezeichnet sie als wunderschön und kulturell vielfältig. Das alles werde jedoch von den Problemen überschattet. Wie es mit Venezuela weitergeht, steht in den Sternen. Im letzten Bilderrahmen in der Reihe fehlt die Grafik. Stattdessen füllt nur ein Satz das weiße Blatt: «Leider ist die Geschichte noch nicht zu Ende…»

Sie erreichen die Autorin unter katja.fuchs@schwarzwaelder-bote.de

SOS Venezuela

SOS Venezuela

Plakat SOS VE 1 Fonde de Pantalla

Es|🇪🇸 
Este proyecto comenzó hace ocho meses. Cuando la Dra. Sara Guillén, quien es Consejera de Estudios y profesora de Historia y Español del Gymnasiums der Hermann- Gundert- Schule Calw, me propuso la idea de hacer un trabajo que pudiese ser aprovechado para que los alumnos de esta escuela combinaran el aprendizaje de español con la política y supieran sobre la situación que vive actualmente Venezuela.

Por supuesto, le dije que si.

Ella contactó a la Señora Marieke Henriques, directora de relaciones públicas de la vhs de Calw para hacer una cita el 7 de Febrero de 2018.
Tuvimos la reunión, la Dra. Guillén planteó el proyecto, yo me llevé una muestra de mi portafolio. La Señora Henriques mostró un gran interés y total apertura. El paso siguiente era afinar todos los detalles.

En estos meses, no hubo vacaciones de verano, ni fines de semana libres.

Paralelamente estudio alemán y el 13 de Octubre de 2018, mi esposo,  y yo presentaríamos un exámen importante, por lo que tuvimos una exigente preparación para esta prueba que haríamos con un jurado.

Pero estas situaciones son así. La palabra sacrificio está implicada.
Así que la familia fue de los primeros lugares donde hubo que robar el tiempo. La comprensión de mis hijos, fue su gran aporte.

Schwesterherz ich-20181102-WA0021   IMG_20181026_100759692Otro punto importante, es que no tenía sentido hacer ésto y que sólo estuviese en español. Por lo que en este equipo -VOLUNTARIO- de trabajo participó otra persona maravillosa con un corazón inmenso: mi hermana alemana, Claudia Ángela Walter-Österlein. Ella me acompañó durante todos estos meses, revisando cada párrafo, frase y título, buacando la palabra correcta. También fue una de las dos muletas que me animaba en esos días que mi corazón se arrugaba.

Mi esposo, Luis Albers Landaeta, fue la otra, además su participación activa durante la investigación del material, la composición y el montaje de las imágenes en aula fue de A1.  Doy a gracias a Dios por la maravillosa familia que me rodea.  Sin ellos no lo habría logrado.

Leer los 20 años de dictadura en Venezuela y revivir tantas cosas, me hizo darme cuenta que mi alma no estaba lista para enfrentar la investigación; Es que aunque no estoy físicamente en mi país no habrá nada que lo saque de mi corazón. Y duele. Cada mala noticia, los ataques a nuestro pueblo, a los más débiles; que por culpa de un pequeño grupo de asesinos, tantos millones de personas estén sufriendo.

Por eso dije que si. Porque nunca he sido cómplice de esa corrupción. El genocidio en Venezuela hay que denunciarlo.

Y los Venezolanos buenos, que somos más, debemos seguir unidos. Los que estamos afuera, tenemos la responsabilidad de mostrar nuestros valores, lo trabajadores que somos, entusiastas, alegres, respetuosos y creativos.
Esa es nuestra mejor tarjeta de presentación.

Esos chabacanos, vulgares, vivos y oportunistas no me representan, ni representan a mi País, son solo la espuma que se levantó con los soplidos destructivos y llenos de odio de un «ser humano» con un gran complejo de inferioridad; (que por cierto, ya no existe en este planeta) y que arrastró a otros resentidos con distintas patologías. Ese grupo de individuos son minoría.

Como ya dije, el proceso de trabajo de esta exposición fue una montaña rusa entre tristeza y dolor. Pero todo cobró sentido cuando comencé a ilustrar a los héroes, a nuestros héroes.
Mi esposo escribió la lista y se encargó de buscar las fotografías de todos los que tenían una imagen en Internet. La lista suma más de 170 personas.
No logré terminar de dibujarlos, apenas hice 42 de ellos. Pero tampoco habrían alcanzado las paredes. Y esos sólo fueron los valientes que salieron a las calles a protestar. Nosotros sabemos que hay muchos más.
Porque cada venezolano que sale a la calle a trabajar y a hacer una cola por horas, para conseguir alimento, es un héroe.
Pienso que cualquier homenaje será pequeño.

Diseñé y dibujé todo lo que está en esta exposición, no fue fácil para mi alma, pero lo hice desde el corazón, es lo menos que puedo hacer para contar la verdad de lo que vive mi gente.

Ceci Pantin.

Agradecimientos a:

•El director de la vhs Calw e.V., Sebastian Plüer, por esta oportunidad de exponer en sus espacios este proyecto.
•Dr. Sara Guillen, Consejera de Estudios y profesora de Historia con Estudios Sociales y Español en la Hermann-Gundert-Schule, Calw, por su generosa iniciativa para hablar y estudiar el “caso Venezuela”. Tu preocupación es invaluable.
•Marieke Henriques, Relaciones Públicas de la vhs Calw e.V., por tanta apertura, apoyo y comprensión.
•Esos amigos y familiares que estuvieron tan cerca de este proyecto, ayudando de distintas maneras.
•Mi Hermana alemana por sus conocimientos y su corazón tan grande.
•Mis colaboradores especiales y amados Hijos.
•Mi paciente y amado Esposo por su infinita ayuda.

(Fotos y videos, al final del post.)

LINK TO ORIGINAL PUBLICATION IN NEWSPAPER:

https://www.schwarzwaelder-bote.de/inhalt.calw-eine-reise-durch-20-jahre-in-der-diktatur.0e68d83b-2848-4c10-b46f-fd4015f33fba.html

En|🇬🇧
This project started eight months ago. When Dr. Sara Guillén, who is Counsellor of Studies and professor of History and Spanish at the Gymnasiums der Hermann-Gundert-Schule Calw, proposed the idea of doing a job that could be taken advantage of so that the students of this school could combine learning Spanish with politics and know about the current situation in Venezuela.

Of course, I said yes.

She contacted Mrs. Marieke Henriques, director of public relations for the Calw VHS to make an appointment on February 7, 2018.
We had the meeting, Dr. Guillén proposed the project, I took a sample of my portfolio. Mrs. Henriques showed great interest and total openness. The next step was to fine-tune all the details.

In these months, there were no summer vacations or free Sundays.

At the same time, my husband (Luis Albers Landaeta) and I would take an important exam on October 13, 2018, so we had a demanding preparation for this test that we would do with a jury.

But these situations are like that. The word sacrifice is implied.
So the family was one of the first places where time had to be stolen. My children’s understanding was their great contribution.

Another important point is that it didn’t make sense to do this and that it was only in Spanish. So another wonderful person with an immense heart participated in this work team -VOLUNTEER-: my German sister, Claudia Ángela Walter-Österlein. She accompanied me through all these months, reviewing each paragraph, phrase, and title, looking for the right word. It was also one of the two crutches that encouraged me in those days when my heart was wrinkling.
My husband, Luis Albers Landaeta, was the other one, in addition, his active participation during the research of the material, the composition and the assembly of the images in the exposition space, was A1.

I thank God for the wonderful family around me.

Without them, I wouldn’t have made it. Reading the 20 years of dictatorship in Venezuela and reliving so many things, made me realize that my soul was not ready to face the investigation; it is that although I am not physically in my country there will be nothing that takes it out of my heart. And it hurts. Every bad news, the attacks on our people, on the weakest; that because of a small group of murderers, so many millions of people are suffering.
That’s why I said yes. Because I’ve never been an accessory to that corruption. The genocide in Venezuela must be denounced.

And good Venezuelans, who are more, must remain united. Those of us who are outside have a responsibility to show our values, how hardworking we are, enthusiastic, cheerful, respectful and creative.
That’s our best calling card.

These vulgar, living and opportunistic people do not represent me, they do not represent my country, they are only the foam that was raised by the destructive and hateful blows of a «human being» with a big inferiority complex; (which, by the way, he do not longer exist on this planet) and that dragged other resentful people with different pathologies. That group of persons is a minority.

As I said, the work process of this exhibition was a roller coaster between sadness and pain. But it all made sense when I started illustrating the heroes, our heroes.
My husband wrote the list and was in charge of looking for the photos of everyone who had a photo on the Internet. The list adds up to more than 170 people.
I couldn’t finish drawing them, I barely made 42 of them. But they wouldn’t have reached the walls either. And those were just the brave ones who took to the streets to protest. We know there are many more.
Because every Venezuelan who goes out on the street to work and stand in line to get food is a hero.
I think any tribute will be small.

I designed and drew everything that is in this exhibition, it was not easy for my soul, but I did it from the heart, is the least I can do, to tell the truth of what my people live.

Acknowledgments for:
Mr. Sebastian Plüer, the Director of the vhs Calw for this opportunity to exhibit this in their spaces this project.
-Dr. Sara Guillén, history and Spanish teacher Hermann-Gundert-Schule, Calw, for your generous initiative to speak and study the «Venezuela case,» your concern is invaluable.
Marieke Henriques, from VHS Calw e. V., for so much openness, support, and understanding.
– To those friends and family who were so close to this project, helping in different ways.
– To my German sister for her knowledge and her big heart.
– To my special collaborators and beloved Sons and Daughters.
– To my patient and beloved Husband for his infinite help.

Calw, 30.10.18

Gallery Pics

LINK TO ORIGINAL PUBLICATION IN NEWSPAPER:

https://www.schwarzwaelder-bote.de/inhalt.calw-eine-reise-durch-20-jahre-in-der-diktatur.0e68d83b-2848-4c10-b46f-fd4015f33fba.html

Videos | Virtual Visit | Visita Virtual

Videos to make  kind of virtual visit. —- Un par de videos, para hacer una visita virtual rápida de la exposición.

1. https://flic.kr/p/2a1yduE
7. https://flic.kr/p/2a1Atod
8. https://flic.kr/p/2cGKJQJ
9. https://flic.kr/p/2a1At2b

Inaugurando este blog.

Inaugurando este blog.

Google 404 error

Y con esta imagen inauguro mi nuevo Blog en WordPress.

No tiene logo, ni header, ni he trabajado nada en su diseño.

Es que resulta, que Google canceló mi perfil de Google+ y no puedo entrar a mi Blog de Blogger que comencé hace 8 años.

Comenzaré a migrar (que interesante esta palabrita, de nuevo a mi vida) mis publicaciones para acá, vaya que me va a tomar tiempo.  Pero sobre ser resiliente, pues, parece que tengo el gen.

Así que mucho gusto WordPress 🙂